Mermelada de naranja (a partir de pulpa)

Ingredientes:

– 900 gr de pulpa de naranja (la que queda en el exprimidor después de hacer zumo)

– 450 gr de azúcar moreno

– 1 manzana

– Zumo de 1 limón grande (o dos pequeños)

Una cacerola y una cuchara de madera.

Preparación:

En primer lugar necesitamos la pulpa de la naranja. Nosotros la fuimos guardando en un recipiente con tapa (una fiambrera) en la nevera cada vez que preparábamos un zumo de naranja.

Si tenemos menos cantidad de pulpa de naranja no hay problema, porque si os fijais en la receta la cantidad de azúcar es justo la mitad de la de pulpa y el zumo de limón lo podemos poner a ojo, no va a cambiar de una forma perceptible el resultado final por poner un poco más o menos de zumo de limón.

A continuación pesamos el azúcar y se lo añadimos a la pulpa de naranja.

Ponemos la cacerola con el azúcar y la pulpa de manzana al fuego y removemos bien. En un principio es mejor dejarlo a fuego lento para mientras preparar el resto de los ingredientes.

————–      ——– 

Mientras se va calentando la futura mermelada exprimimos el limón, con cuidado de que no nos caigan huesos en el zumo. Si no se tienen un exprimidor se puede hacer clavando un tenedor en la pulpa del limón, una vez partido por la mitad, y girándolo para que salga más zumo que exprimiéndolo con la mano.

Añadimos el zumo de limón a la cacerola y lo volvemos a remover.
Y por último cogemos la manzana, le quitamos el rabillo, la partimos en 4 y le quitamos las pepitas. NO PELAMOS la manzana, muy importante, porque para lo que la necesitamos es para que aporte pectina a la mermelada (aunque los cítricos como la naranja y el limón ya tienen pectina).

Añadimos la manzana a la mermelada, removemos y dejamos a fuego medio hasta que empiece a hervir. Una vez comience a hervir bajamos el fuego y vamos removiendo de vez en cuando para que no se nos pegue a la cacerola y no se queme el fondo.

Es importante tener en cuenta que el azúcar a esta temperatura puede hacernos quemaduras importantes, así que tener mucho cuidado con las salpicaduras al remover la mermelada, y también cuidado con donde apoyais la cuchara de madera después de remover la mermelada.

El tiempo final dependerá de la potencia del fuego de cada cocina y de la cantidad de líquido que tuviera la pulpa (intentaremos que sea el mínimo posible).
Por lo general serán entre 30 y 50 minutos contados a partir del momento en que empieza a hervir la mermelada.

Cuando la mermelada vaya espesando y adquiera consistencia parecida a la que normalmente vemos en las mermeladas será el momento de parar el fuego, puesto que al enfriar aún espesará un poco más. Realmente la consistencia de la mermelada es un poco a gusto de cada uno, pero lo importante es que no quede líquida.

El truco para saber si la mermelada tiene la consistencia propia de una “mermelada” es poner un poco en un plato y después “cortar” el montoncito por la mitad con un palito de madera, o con el canto de un cubierto. Si tras dibujarse una línea las dos mitades se vuelven a unir es que la mermelada aun no está lo suficientemente consistente.

Para poner la mermelada en tarros de cristal tendremos que haber esterilizado estos previamente en agua hirviendo (los tarros y las tapas).
Una vez la mermelada está lista con mucho cuidado de no quemarnos llenamos los tarros de cristal hasta arriba, cerramos la tapa y los ponemos boca abajo.
Cuando los tengamos todos llenos los pondremos en una cacerola con agua hasta la mitad y taparemos la cacerola (baño maría). Dejaremos los tarros al baño maría hasta que el agua hierva, de este modo esterilizamos la mermelada y se conservará durante más tiempo.

Una vez esterilizados los tarros no será necesario guardarlos en la nevera hasta que se abran. Es muy importante ponerles una pegatina o identificarlos de algún modo para saber qué contienen y en qué fecha se prepararon.

Como veréis la mermelada de naranja nos ha quedado muy oscura, eso se debe al azúcar moreno, si la preparáis con azúcar común el color será mucho más naranja.

Esperamos que os guste la receta, y sentimos no haber puesto muchas fotos del paso a paso, pero es difícil preparar mermelada y fotografiar a la vez.
Con las próximas que preparemos intentaremos hacer un reportaje más del paso a paso.
Y como adelanto os comentamos que las próximas serán de pimiento verde y de tomate, mermeladas huerteras para prepararnos para la cosecha 🙂

Anuncios

Acerca de ambrosiamediterranea

Somos una Asociación Cultural Gastronómica y nuestro objetivo difundir los beneficios de la dieta mediterránea.
Esta entrada fue publicada en Recetas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s